Como es adentro es afuera. Así que nuestra forma de ser y nuestra personalidad tiene su reflejo en nuestro cuerpo. Quizá nuestros pies y los zapatos que elegimos pueden decir más sobre nosotras de lo que creemos.

Nuestros pies nos sostienen, nos dan estabilidad, nos impulsan hacia adelante, o nos mantienen en pie para defender un límite. De la fuerza y la seguridad que tengamos en nuestros pies dependerá mucho cómo nos movamos por la vida. Esto es indudable.

Desde que estoy volcada en ecoSlowers estoy investigando mucho sobre los pies y zapatos. Además hablo con muchas mujeres que me cuentan sus historias. Estoy descubriendo un mundo y quiero contarte mis reflexiones.

Me pregunto por qué tantas culturas se han empeñado en deformar y mutilar los pies de las mujeres. Por qué el más alto cannon de belleza en China era el pie ultrapequeño y por qué en occidente una horma para que se considere femenina ha de terminar en punta. (En este video webinar hablé sobre el tema de la relación mente-cuerpo de mujer)

Si quieres ve como son por dentro estos pies googlea «pies de loto» No me animo a compartirlo aquí.

Se dice que los zapatos acabados en punta estilizan la figura y te hacen parecer más alta. No lo niego, pero realmente no eres más estilizada sino que tus dedos están aprisionados y no pueden ocupar su espacio.  Pueden llegar a deformar los pies e incluso crear juanetes. Y por cierto, ¿Sabes cuál es la correspondencia psicosomática del juanete?

Según diversos autores como Louise Hay o la biodescodificación el Juante tiene que ver con dejarse dominar, ceder tu responsabilidad a otro y cuidar sin querer cuidar. Algo así como cuidar a otros por obligación o antes de estar preparada.

No sé si sabrás (yo sí, ya te he dicho que me he obsesionado con el tema) pero los juanetes son mucho más frecuentes en mujeres. ¿Muy fuerte verdad?

En occidente la imagen de la feminidad está asociada a los tacones. Calzado que aún limita más la movilidad y provoca dolores al andar. Además abusar de ellos daña los pies, las cadenas musculares de las piernas, las fascias y la postura.

Ya te he dicho que estoy investigando a tope sobre pies, el andar y el calzado, ja, ja, ja
No quiero ser drástica y no quiero juzgar a nadie. Los tacones son cultura, tradición, moda y nos gustan. Sobre todo porque se invierten cantidades ingentes de dinero para que así sea pero respeto a quien los use. Yo misma lo hago algunas veces, pero me ha parecido interesante compartir estas reflexiones que voy descubriendo conforme entro en el mundo del zapato más y más.

Siguiendo con el tema. Los pies es una de las zonas donde más conexiones nerviosas tenemos, nos conectan a la tierra y nos dan mucha información que nos ayuda a sentirnos seguras. Tipo de suelo, inclinación, textura, temperatura, movimiento e incluso información energética de cada lugar. ¿Cómo reacciona nuestro cerebro cuando estamos subidas a un tacón de 10 cm? No sé, pero para mi que la información que envía no será que nos podemos relajar y confiar en que estamos estables y seguras.

¿Por qué se siente seguro el pájaro en la rama? ¿Por qué confía en la rama? No, porque confía en sus alas. ¿Confiamos nosotras en nuestros pies, en la fuerza de nuestras piernas y en nuestra capacidad de que nos muevan a dónde queremos?

Los pies es la parte del cuerpo que representa la personalidad. Me lo contó Marly Kuenerz en la última entrevista que le hice en mi podcast.

Si nuestros pies representan nuestra personalidad que al fin y al cabo es la identidad con la que nos presentamos ante el mundo y los zapatos pretenden hacernos los pies más pequeños no es de estrañar que las mujeres adolezcamos de no tener suficiente representación en lugares de poder, que nos cueste pedir, negociar y ocupar nuestro espacio y que la inseguridad sea un mal de nuestro género.

Es duro reconocerlo, pero creo que los zapatos femeninos están hechos (imagino que inconscientemente) para crear personalidades sumisas, complacientes, cuidadoras en exceso y que le cuesta ir adelante.

Esto es solo un punto de vista. ¿Qué te parece a ti? ¿Cómo están tus pies? ¿Has andado mucho en tacón? ¡Me encantará leerte!

Aquí te dejo el webinar del que te hablé. Es antiguo pero tiene información interesante sobre como nos relacionamos las mujeres con nuestro cuerpo.

SUSCRÍBETE

Un Comentario

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.