Hoy, en Los Viernes de Moda Sostenible, te presento a dLana, una marca de moda sostenible y artesana cuya materia prima es la lana merina autóctona de nuestro país.

La lana, el oro blanco español que hizo rica a Castilla entre los siglos XII y XIX, ha pasado en las últimas décadas a ser prácticamente un despojo, un subproducto que se quema o se regala. Mientras esto sucede, vestimos cada vez más ropa hecha de tejidos sintéticos y contaminantes. Además, esta ropa se trae desde otros continentes, requiere muchísima energía para ser creada y transportada, es contaminante y de una terrible calidad. El despropósito es que vestimos jerseys y ropa de abrigo de usar un invierno y tirar al siguiente con aspecto viejo y llena de bolas, mientras dejamos morir nuestra industria de primera calidad.

En dLana no sólo crean colecciones de ropa con diseños actuales y de primera calidad de forma ética y sostenible, sino que también están recuperando tradición y riqueza. La lana que usan para toda su producción textil proviene de ovejas procedentes de ganadería extensiva y trashumante (lo que implica un cuidado respetuoso de los animales, una vida más feliz, con mayor libertad y grandes beneficios para la conservación de la naturaleza y la biodiversidad) con un sello que certifica que la producción es procedente de ovejas 100% merinas españolas autóctonas.

dLana se nutre de la esencia de la artesanía, histórica y de innovación; sus herramientas, procesos y actitud. Con diferentes familias artesanas, hilan y tejen sus prendas en pequeñas fábricas que enriquecen el entorno rural de nuestro país y ponen en valor nuestra historia. Puedes conocer el recorrido completo desde la materia prima hasta la creación del producto final aquí>

La lana es una de las materias primas textiles más responsables y éticas con las personas, el medio ambiente y los animales que se puede encontrar en nuestras proximidades. Las propiedades de la lana auténtica no pueden ser igualadas por las de la lana sintética: calienta a la vez que permite transpirar la piel, es de gran calidad y perdura en el tiempo, es saludable puesto que no lleva químicos en su composición, ni en sus tintes y por supuesto es totalmente biodegradable.

Por eso sentir la experiencia de vestir con prendas que tienen alma, historia y sentido no tiene nada que ver con lo que acostumbramos a llevar puesto. ¿Te atreves a probar la experiencia?

Además, ofrecen la posibilidad de crear un vínculo entre el campo y la ciudad a través de la unión de diseño y artesanía, creando artículos de alto valor añadido, únicos y duraderos en el tiempo. No hay excusa para vestir prendas que nos hagan sentir orgullosos de nuestro presente y nuestro futuro.

Cada prenda está cuidada al detalle desde el diseño hasta las etiquetas que proceden de algodón español, desde el cultivo a su tejido, o los botones de nuestras prendas que pertenecen a una empresa de comercio justo; como en dar visibilidad a las diseñadoras de los patrones con nuestros hilos.

 

También comercializan ovillos de lana y patrones para que si eres manitas puedas disfrutar creando tus propias prendas de lana 100% merina. El invierno es la estación perfecta para el ocio creativo. ¿Te animas?

Te invito a echar un vistazo a su web, conocerlos y ver todo lo que ofrecen. www.dlana.es

SUSCRÍBETE

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *