Hay personas entre nosotras (dicen que 2 de cada 10) que sienten el mundo invisible, viven en su piel las emociones de los demás, aprecian más profundamente los cambios sutiles que se dan a su alrededor. Lo experimentan todo con gran intensidad y se ven afectadas por los distintos olores, sonidos, cambios de temperatura, energías… todo esto puede llegar a abrumarlas y hasta a agotarlas. Son personas intuitivas, con gran imaginación y mundo interior, con sentido del humor y una gran capacidad de profundizar en las cosas. La alta sensibilidad puede vivirse con dificultad o sentirse como un don, o simplemente entenderse como algo que es y está bien que sea. (…)

Éste es el primer párrafo del reportaje central del número 4 de Gansos Salvajes titulado Elevada sensibilidad, Ser una flor rara y disfrutarlo, escrito por Ana Aguilera. En él se profundiza en el tema y en las distintas sensibilidades. Desde Gansos nos parece importantísimo divulgarlo porque no se habla mucho de esto y me consta, por experiencia propia, que es muy liberador conocer ésta información. El mundo no está hecho para la alta sensibilidad y lo normal es sentirse rar@, extrañ@ y sentir que no podemos encajar… El artículo está hecho para trascender ésta sensación y valorar la condición poniendo foco en las virtudes y ventajas para la persona altamente sensible y para el mundo.

HOY QUIERO COMPARTIR UN DOCUMENTAL SOBRE LAS PERSONAS DE ALTA SENSIBILIDAD. VER DOCUMENTAL >

documentalPAS

Si te gusta nuestro estilo y no quieres perder el contacto déjanos tu email AQUÍ y recibirás gratis un ejemplar de Gansos Salvajes Magazine en versión digital.

gansosmag
Author: gansosmag

SUSCRÍBETE

13 Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.