Texto: Almax Frote
(Fichada para el próximo número de Gansos. Cada vez que leo su artículo no puedo parar de reir. Ya veréis!)

Queridos publicitarios de Intimissimi: les escribe una treinteañera a punto de meter los dedos en el enchufe escandalizada por su anuncio de la ‘estudiante’ buenorra que aparece presentando el sujetador ‘Manuela’.

Verán. Yo es que estoy ya un poco viejuna y hace un tiempo que abandoné las aulas, pero, vaya, echando la mirada a atrás, juraría que en mis años mozos no estudiaba yo tan liviana de ropa como la joven de su anuncio.
Por otra parte, dejando de lado la faringitis que va a pillar la protagonista de su historia, he de decir que ninguna de mis compañeras de clase -ni mucho menos yo misma- estudiaba de esa guisa ni tenía semejantes medidas. La muchachuela de piernas largas, cutis hidratada, senos turgentes, tez tostada y melena sanísima puede que represente a un porcentaje de estudiantes, sí, pero me atrevería a decir que no es una amplia mayoría.
Mire usted, señor creativo de Intimissimi. Aquí estudiamos con el pelo enroscao en un boñigo, sudadera de la Caja Rural y pantalón de chándal de mi hermano. Por no hablar del grano que me sale en la barbilla fruto del estrés y los ojos inyectados en sangre por maldormir durante semanas. Ah, no se olvide de las ojeras, que van de serie. Y el escritorio lleno de mierda, post its por todas partes y seis latas de Coca Cola o Red Bull por las esquinas. La cama esos días no se hace, los pelochos no se depilan y si hay que alimentarse a base de Rufles Jamón Jamón, se hace.
Permítame que insista y dígale usté a la chica del anuncio que, al menos en mi clase, ninguna compi estudiaba con culotte de encaje y push up modo «tetas en la garganta». Oiga, que igual yo me equivoqué de carrera y va y resulta que las buenorras estaban en la clase de al lado. Quién sabe. Pero póngale un batin a la moza que la veo con el Frenadol (Forte) en un santiamén.
Ahora verás el anuncio con otros ojos!

Alma de AlmaxForte.es escribió ésta carta abierta en clave de humor para los publicitarios de intimissimi y nos parece insuperable. Vamos a moverla por las redes a ver si llega a manos de estos señores o señoras, nunca se sabe. ¿Nos ayudas compartiendo?

SUSCRÍBETE

10 Comentarios

  1. Vaya gilipollez comenta usted. Es una estudiante («profesión») que han seleccionado a través de la campaña #iamstory en instagram. Lo que hay que leer…

  2. Tampoco hace falta ponerse así de radical con las pintas que debe llevar o dejar de llevar la muchacha para estudiar.
    Simplemente escuchando su pronunciación en inglés perfecto de Westerchershire se sabe que es todo pura ficción.

  3. Efectivamente, las Manuelas, son otra cosa. Punto.
    Tienes más razón que una santa. Yo tampoco estudiaba en calzoncillos (bueno, en verano, tal vez, pero nada glamuroso, la verdad). Hasta que lo he vuelto a ver, no me he fijado que era una estudiante. ¡a saber por qué!. La verdad, queda mucho, pero que mucho recorrido en la autorregulación de la publicidad. Esto es, claramente, un abuso de carne cruda para vender sujetadores. Aún así, por lo menos tiene un paso porque, efectivamente, tienen que mostrar la ropa interior. Mayor sinsentido tienen otros que venden coches, perfumes o helados, por poner un caso, y que también utilizan los mismos códigos. El sexismo empieza en casa, continua en Disney y se acentúa en la publicidad mal enfocada. por desgracia.

    • Sí queda mucho. Poner una tía buena semidesnuda hará que el hombre (que suele tener el mando en su poder no cambie la tele). En fin hay que reírse de este absurdo y hacer cada cual lo que esté en su mando. Que normalmente es el dinero que decidimos poner en manos de unas u otras empresas. Gracias

  4. Como todo tiene su razón y no, cuando dice representa un porcentaje de estudiantes y no la mayoría que más da? Intimisimi gasta el dinero en los anuncios que le da la gana para el público que le apetezca, que sea la mayoría o no es indiferente a la hora de realizar este anuncio, el público objetivo es la gente joven y las que no tengan ese cuerpo querrán tenerlo y comprar el producto, cuando a nosotros nos ponen a un tío musculado de 30 años afeitanfose con la nueva cuchilla del mercado no representan ni al 10% de los hombres que se afeitanfose en este mundo y no causados tanto revuelo

  5. Luis Moragas Batista

    Estoy totalmente de acuerdo con la carta. No soporto este anuncio. Subscribo todo lo que ha dicho. Se nota que eres muy inteligente y tienes buen gusto.
    Saludos.

  6. No me gusta que se le llame «tía» o «tía buena!, es una persona que hace un trabajo de modelo y tiene que lucir de la mejor manera el producto. El producto, que quede claro, NO es ella. Por otra parte yo si sigo estudiando (eternamente) y ni en mi primera carrera, ni en el máster, ni en mis cursos ni en mi grado me he vestido así para estudiar. La sudadera de la Caja Rural me venía mejor y no porque no pueda lucir así de bien el conjunto (que cada uno tiene su estilo) sino por comodidad y coherencia… sobre todo coherencia señores.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *