Texto: Lorena Guerrero 

Fotografía: Marcela Castro

Se aproxima el verano y con él la visita a la playa, a la piscina, a la montaña y las ganas de practicar deportes al aire libre. Aunque siempre hay que proteger la piel del sol, bien es cierto que muchas de las peores quemaduras se producen los primeros días de exposición, porque nuestra epidermis no está acostumbrada a la intensidad de los rayos solares estivales.

Tenemos claro que debemos proteger nuestra piel del sol, pero… ¿Cuál es la forma más saludable?

Viste ropa adecuada

Utiliza ropa fresca, preferentemente de algodón orgánico y usa algún gorro o sombrero para la cabeza y gafas de sol. Si vas a la playa o a la montaña, mantente en la sombra sobre todo en las horas de máximo sol, entre las 12 y las 16 h; si practicas algún deporte usa estas horas para descansar.

Come alimentos con propiedades antioxidantes

Si mantenemos en nuestro cuerpo el balance adecuado de grasas omega-3 (antiinflamatorio) y omega-6 (inflamatorio), estaremos cuidando la primera línea de defensa de nuestro organismo contra las quemaduras solares para ello, debemos comer alimentos frescos, crudos cuando se pueda y lo menos procesados posible; por ejemplo, salmón, frutas, verduras, frutos secos, ensaladas… Una dieta saludable llena de antioxidantes naturales es siempre una estrategia útil no solo para cuidar la salud sino también para contrarrestar el daño causado por la exposición a la radiación ultravioleta… para saber sobre antioxidantes naturales visita esta web.

Elige un buen protector solar

Busca un protector solar que impida que tu piel se queme, pero también que su uso no implique la presencia de sustancias tóxicas para tu piel.

A la hora de elegir un protector solar intentamos poner nuestra atención al leer todos y cada uno de los numerosos ingredientes de su composición y después de leer tanto químico y sin tan siquiera terminar de repasar toda la etiqueta del protector en cuestión, nos quedamos con cara de póquer pensando si realmente es más beneficioso que perjudicial para nuestra piel untarnos en ese mejunje de obligado uso.

Pues bien, según la Dra. Odile Fernández, los ingredientes que debemos evitar a toda costa cuando elijamos nuestro protector son: Methyl-benzylidene camphor (4-MBC), benzophenone-3 (Bp-3), octyl-dimethyl-PABA (OD-PABA), diethyl phthalate homosalate (HMS), octyl-methoxycinnamate (OMC).

También evitar: Parabenes, ftalatos, fragancias artificiales, derivados del petróleo, metales pesados y nanopartículas (partícula microscópica que penetra con facilidad en nuestra piel).

A través de la piel pasan muchas sustancias tóxicas a nuestro torrente sanguíneo, por eso tenemos que tener mucho cuidado a la hora de elegir un protector solar… Pero, entonces… ¿cuál sería el protector solar ideal?

Según la Dra. Odile Fernández, es aquel que bloquee los rayos UV responsables de las quemaduras solares, eficaz en la piel durante varias horas, sin ingredientes tóxicos ni nanopartículas. Con un filtro solar físico (o pantalla total) que refleje totalmente la radiación solar. Para este fin se usa el oxido de zinc y el dióxido de titanio. Este último en forma de nano partículas puede ser cancerígeno, por lo que lo recomendable seria un protector con óxido de zinc pero sin nanopartículas. La Avobenzona o Mexoryl SX también es utilizado como filtro físico y es aceptado como no tóxico.

En conclusión, lo ideal sería un fotoprotector con filtro de protección solar natural mineral en forma de loción o crema, que sea orgánico y este certificado. La Dra. Odile en Mis recetas anticancer nos recomienda BADGER SPF 30 SUNSCREEN UNSCENTED.

Y después del sol, ¿Qué necesita nuestra piel?

Después una exposición prolongada a los rayos ultravioleta se hace necesario aplicar sobre nuestra piel un producto que normalice y restablezca sus condiciones naturales y que repare en la medida de lo posible los efectos nocivos que la radiación solar produce sobre la piel.

Por un lado, debemos aportar a nuestra piel principios activos hidratantes. Estos activos se dividen, en dos grupos importantes: humectantes, que tratan de retener agua sobre la piel y emolientes, que crean una capa sobre la superficie de la piel que evita que ésta pierda el agua por transpiración. Después de tomar el sol también son importantes los principios activos antiinflamatorios para tratar de paliar los efectos inflamatorios de la luz solar, que ayudan a disminuir el eritema (enrojecimiento) y sobre todo el edema (inflamación) posterior a la exposición. El activo cosmético antiinflamatorio más importante es el alfa-bisabolol presente en la Manzanilla, así como el acido graso alfa-linolénico (omega 3). También actúan como antiinflamatorios los flavonoides presentes en extractos vegetales como el de caléndula, manzanilla o aloe.

Otros principios activos muy beneficiosos son los cicatrizantes que ayudan a reponer la epidermis deteriorada después de exponerla al sol y presentes en algunos extractos vegetales como el aguacate, la caléndula.

Entonces, teniendo en cuenta lo que necesita nuestra piel después de tomar el sol, el after sun ideal sería aquel con propiedades hidratantes, humectantes, emolientes, antiinflamatorias y cicatrizantes. Además, no debe contener sustancias tóxicas y ser lo más natural posible; así además de no introducir sustancias no deseadas en nuestro torrente sanguíneo, conseguiremos el máximo beneficio para nuestra piel.

Los productos de cosmética con certificación ecológica son más efectivos y ofrecen mayores resultados estimulando la capacidad auto-regeneradora de la piel, devolviéndole su equilibrio natural, fortaleciendo y mejorando las funciones dérmicas.

Elige un buen After Sun, tu piel te lo agradecerá

Los aceites vegetales con certificación ecológica son una muy buena elección ya que nos ofrecen las propiedades necesarias para restablecer la piel después de la exposición solar y además, son mucho más afines a la emulsión epicutánea generada por el propio cuerpo, por lo tanto, pueden ser mejor metabolizados por nuestro organismo, obteniendo así el mayor beneficio de las propiedades del producto:

Aceite Vegetal de Aguacate: Recomendado para pieles secas y envejecidas, es muy rico en ácidos grasos beneficiosos para mantener la piel hidratada, es humectante y emoliente. Se trata de un aceite muy suave con una gran capacidad de hidratación y regeneración, no solo en la piel sino también en los cuidados naturales del cabello.

Aceite Vegetal de Caléndula: Recomendado para pieles sensibles y atópicas. Se trata de un aceite suave y ligero con gran capacidad antiinflamatoria que alivia el escozor y el picor y proporciona un importante nivel de hidratación a las capas profundas de la piel. Es humectante y emoliente.

Aceite Vegetal de Jojoba: Recomendado para todo tipo de pieles. Equilibra la acidez de la piel y mejora considerablemente el aspecto de las pieles grasas y mixtas. Tiene propiedades antiinflamatorias e hidrata y nutre la piel en profundidad. Puesto que tiene un poder de penetración mayor que otros aceites y no deja sensación untuosa en la piel. Muy bueno también para el cuidado del cabello tras exponerlo a sol.

Aceite Vegetal de Rosa Mosqueta: Recomendado para pieles maduras. Fundamentalmente se trata de un aceite regenerador con alto contenido de omega 3, suaviza y previene la aparición de arrugas, cicatriza los tejidos regulando las diferencias de pigmentación en la piel (manchitas en la piel). Ideal en cualquier tipo de proceso que implique regeneración cutánea: estrías, heridas, quemaduras…

También son muy recomendables para después del sol el aceite vegetal de almendras por sus propiedades emolientes, hidratantes y calmantes. El aceite vegetal de hipérico por sus importantes propiedades antiinflamatorias, calmantes y analgésicas. Merece mención especial el gel de Aloe Vera elaborado a base de aceite vegetal de almendras, pulpa de aloe vera e hidrolato de lavanda. Este gel protege y regenera la dermis, ejerciendo sobre la piel una profunda acción bactericida, humectante y de limpieza. Hidrata en profundidad y es muy útil en pieles sensibles y estropeadas. La presencia de pulpa de aloe vera ayuda a regenerar la piel y le aporta una sensación de frescor inigualable, lo que lo hace ideal como after sun.

Elabora tu propio After Sun. Recetas:

Para el cuerpo

Elije el aceite vegetal que mejor se adecue a tu tipo de piel ( aguacate, caléndula, jojoba, rosa mosqueta…)

Busca un recipiente cerrado, preferiblemente de cristal oscuro (puedes usar el mismo en el que venga envasado el aceite vegetal).

Vierte unas gotas de aceite esencial de Manzanilla; la proporción es al 3%; es decir, 30 gotas de aceite esencial por 100 ml de aceite vegetal.

Aplicar tantas veces como sea necesario en forma de masaje corporal suave haciendo círculos con la piel húmeda o seca hasta que el aceite se absorba completamente, incidiendo en las zonas más expuestas.

Receta efectiva para quemaduras SOS

Ingredientes:

Aceite vegetal de hipérico.

Aceite esencial de lavanda.

Recipiente cerrado, preferiblemente de cristal oscuro (puedes usar el mismo en el que venga envasado el aceite vegetal).

Preparación:

Mezcla 30 gotas de aceite esencial de lavanda (alivia el dolor y la rojez) por cada 100 ml de aceite vegetal de Hipérico (regenera).

Aplicar tantas veces como sea necesario en forma de masaje corporal suave haciendo círculos con la piel húmeda o seca hasta que el aceite se absorba completamente, incidiendo en las zonas donde están las quemaduras solares.

Para el cabello:

Aceite vegetal de jojoba

-Cabellos grasos: aplicar en las raíces 20 min antes de poner el champú.

-Cabellos secos y quebradizos: untar el cabello y cubrir con una toalla caliente y húmeda.

Aceite vegetal de aguacate

-Cabellos secos y quebradizos: untar el cabello y cubrir con una toalla caliente y húmeda.

Disfruta del sol y sus necesarios beneficios sin que pase factura a tu piel, a tu cabello y sobre todo a tu salud y la de los tuyos.

Si te ha gustado este artículo y no quieres perderte nada apuntate a nuesra lista y además recibe GRATIS EL NÚMERO 2 de Gansos Salvajes Magazine haciendo click aquí.

SUSCRÍBETE

Un Comentario

  1. Muy buen artículo. Me gustan las propuestas de aceites. Me encantan los aceites de todo tipo para la piel, así que tomo nota para el verano. Me gusta mucho la fotografía de la web en general. Me parece muy fresca y colorida. Logra transmitir vuestra esencia. Felicidades.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *