¿Conoces a Gema Gómez? Yo hasta hace muy poco no. Ha sido una mujer pionera que me ha  inspirado por su trayectoria hacia la conciencia, el crecimiento y el servicio dentro del ámbito de la moda. El fin de semana del 24 de Abril estaremos junto a ella en Madrid participando en V Las Jornadas de Moda sostenible de slow Fashion Next (antes Spain). Aquí os dejo la entrevista que le hicimos para el número 4 de Gansos Salvajes Magazine.

¿Qué dirías a una persona que jamás ha escuchado el término Slow Fashion y que cree que el tema no va con ella?

Creo que más que decirle algo empezaría a hacerle preguntas como: Tienes idea de quién ha cosido tu ropa? Sabes la cantidad de litros de agua que se consumen para producir la camiseta de algodón que lleva tu hija? Sabes que el cultivo de algodón es sólo el 3% del cultivo a nivel global y se utilizan para su producción el 25% de pesticidas que se usan también a nivel global? Haría eso, una serie de preguntas que hicieran reflexionar.

gemagomez
¿Qué es Slow Fashion Spain, y por qué se creó?

Slow Fashion Spain es la plataforma de moda sostenible en España. La fundé yo. Soy diseñadora de moda, lo he sido durante 20 años, y he trabajado en institutos de tendencia y en grandes cadenas, lo que me ha dado una visión global bastante amplia de este sector. Trabajar en tendencias es un trabajo apasionante, pero ahí sólo se ve la parte bonita de esta profesión. Pero cuando empiezas a ver el otro lado, cuando hablamos por ejemplo de la producción, y empiezas a viajar a China, es ahí cuando empiezas a entender las dimensiones de esta industria.

Y en mi caso pasó eso. Cuando empecé a conocer esos datos me di cuenta de que esta profesión, que me había dado tanto, me lo estaba quitando por otro lado. Fue un proceso, no fue una cosa de un día para otro. Y llegó un momento en que me di cuenta de que yo no podía hacer una cazadora porque ya sabía a qué ríos iban a ir a parar las tintas, y los químicos sintéticos que se iban a usar y a dónde iban a terminar. Y sabía qué personas estaban produciendo estas prendas.

Al principio de este proceso, cuando negocié para salir de la segunda gran cadena donde estuve, estudié desarrollo personal, hice un primer proyecto que tenía que ver con imagen y autoestima (por cierto, te felicito por tu trabajo, porque tenía muchísimo que ver). Se llamaba “ilumina tu imagen”, ya queda muy poquito, pero había algo ahí como muy latente, que era el tema de la sostenibilidad, y yo quería darle forma. En principio quise hacer una marca de moda, pero investigando me di cuenta de que había ya demasiada ropa, y que no era necesaria otra marca de moda más.

Me di cuenta de que la urgencia, lo que se necesitaba, eran buenos conceptos, y empecé divulgando, tenía las ideas muy claras en ese sentido, y tenía la imperiosa necesidad de contar lo que sabía, y de contar las cosas que iba escuchando. Yo soy fan de biocultura, por ejemplo, y de mil historias más que tienen que ver con sostenibilidad desde hace muchos años, entonces era como esa necesidad de ir contando todas estas cosas.

¿Qué temas vais a tocar en las próximas jornadas?

En estas jornadas, lo que siempre hemos intentado es dar una visión muy amplia. Cuando se habla de una jornada de moda sostenible, lo típico es hablar de las 4 marcas que están haciendo algo, pero a mí lo que realmente me parecía inspirador e interesante era que viniera mucha gente, que no fuera específica de moda, pero que nos ayudara a abrir la mente y a inspirarnos, a tener conceptos de forma más holística. Por eso aquí se habla de químicos, de innovación, ecoinnovación, rsc, economía y ética, etc. Esa es la visión, empezar a hablar de todo esto.

¿El 8 y 9 de mayo se celebra la cuarta edición. ¿Cómo han evolucionado las jornadas desde los inicios?

Es muy divertido y anecdótico. En las primeras jornadas que se hicieron yo no se cómo logré convencer a tantísima gente tan potente para que viniera, (no hay documental gráfico, solamente un pequeño video. Porque realmente yo no tenia ni idea de organizar un evento).

Luego han ido evolucionando, se han ido profesionalizando, y ahora, sobre todo este año, queremos empezar a dar más protagonismo a lo que es la comunidad, a la gente que está haciendo cosas aquí. Y más protagonismo permitiendo que se pueda preguntar a los ponentes… porque lo hemos intentado hacer de varias maneras, y siempre nos ha resultado muy complejo este tema. Y este año hemos encontrado una manera de hacerlo muy positiva. Y por otro lado vamos a animar y a fomentar el tema del networking. La gente necesita comunicarse y conocerse.

Hemos creado pequeños espacios dentro de las jornadas para que la gente se conozca y además fomentaremos dentro de la sala que la gente se hable, se diga…

¿Hasta dónde deseas que llegue Slow Fashion Spain?

No hay límite. Ahora mismo estamos rediseñando el proyecto, porque creemos que es necesario seguir avanzando, eso forma parte de la propia esencia de un proyecto personal. Y para el próximo año está previsto afianzar y ampliar todo el tema de información. Quizá la información sea nuestro mayor fuerte. Contamos con los mayores expertos de habla castellana en este sector, y vamos a aprovecharlo para llegar al público, no sólo como jornadas inspiradoras, sino también para poder ayudar a la gente a interiorizar estos criterios, y a tener espacios de trabajo donde poder ir mejorando y creando nuevos proyectos. Disponemos de dos grupos en redes sociales: facebook y linkedin, donde la gente puede empezar ya a interactuar.

Ese es nuestro reto y nuestro desafío, y, por supuesto, continuar en este camino y abrir fronteras: hemos estado en Colombia, en Chile, y muy pronto estaremos en Argentina. Nos gusta Latinoamérica. Allí hay mucho por hacer, y nosotros somos un poco esa puerta hacia Europa para ellos.

Los ejes sobre los que nos movemos son la formación, la divulgación, y el networking, y desde estos tres puntos vamos fluyendo y vamos viendo hasta dónde podemos llegar. No tenemos una perspectiva más allá de seguir haciendo las cosas lo mejor que sepamos.

¿Cómo está el panorama en el sector de la moda sostenible en España con respecto al resto de los países desarrollados?

Pues yo diría que en general nos falta mucho por aprender. Es cierto que hay muchos países que nos llevan mucha ventaja en temas de concienciación, pero también es verdad que ha habido un antes y un después desde el Rana Plaza, por lo menos a nivel de derechos humanos, aunque quizás no tanto a nivel de SOSTENIBILIDAD.

El sector de la agricultura ecológica es el que más ha crecido en nuestro país, incluso con la crisis, pero lo ha hecho para dar de comer a otros países, como Alemania. Pues bien, no estaría mal que todo eso se quedara en España, que la conciencia del ciudadano español empezara a incluir esta forma de pensar en su vida (aunque eventos como BIOCULTURA demuestran que se está caminando rápido en este sentido)

El reto para los españoles es minimizar el tiempo hasta llegar a esa toma de conciencia. En ciudades como Berlín, es diferente. Llevan ya 11 años celebrando un Ethical fashion show. Allí tienen una madurez que aquí todavía no se ve.

¿Qué crees que se necesita para que el consumo de moda ética sea generalizado?

Honestamente, creo que lo que más se hace necesario es ilusionar a la gente, y en este sentido es fundamental que cada uno sepa desempeñar muy bien su papel. Esto lo tengo muy claro . El que sepa comunicar tiene que comunicar, el que sabe ilusionar tiene que ilusionar, aunque después todos hagamos un poco de todo.

Creo que sería importante que personas vinculadas con estos conceptos alrededor de la moda se apasionaran tanto como nosotros para así poder convertirse en esos agentes de campo positivo que arrastran a otros.

He leído que tu pasión es ayudar a las personas a realizar sus sueños y a alcanzar su máximo potencial. ¿Cómo encajas esta pasión dentro de Slow Fashion Spain?

Como te decía antes, nada más negociar para salir de la segunda cadena de moda en la que trabajé me metí en temas de desarrollo personal y coaching, y para mí la educación ha sido siempre una pasión. ¿Cómo puedo ayudar? Pienso que creando espacios formativos. Me gusta invitar a la gente a unirse a esta forma de pensar, no de forma agresiva (para que se pongan a la defensiva) sino intentando transmitir esa pasión, esa emoción que yo siento. Me parece importante motivar, encender esas pequeñas llamitas.

En las jornadas recibimos infinidad de felicitaciones. Físicamente, por whatsapp, por mail… Y creo que esto ocurre porque conseguimos conectar a la gente con sus propios sueños, y con esa parte ilusionante de la vida que tiene que ver con cosas que importan realmente.

Cuando tú haces resonar algo en la persona que tienes enfrente, y esa persona dice: «sí, yo también puedo», pues una buena parte del trabajo está hecha. Después hay una realidad, un día a día, una parte del trabajo que tú, como emprendedora, conoces bien, y en la que hay que ser resiliente, hay que ser fuerte, hay que ser muchas cosas. Pero llegar a conectar con esa chispa tan interna me parece que es uno de los grandes pasos.

Y tú, ¿Conoces nuestra publicación?

Gansos Salvajes Magazine, es una publicación para mujeres a las que les gusta la moda pero quieren sentirse respetadas y libres de presión mientras la miran. Mujeres con conciencia e interesadas por su salud y la del planeta. Cuerpos variados y sin photoshop, contenidos inteligentes, moda sostenible, tendencias, estilo de vida eco, slow y sostenible, cultura, belleza libre de tóxicos, crecimiento personal, salud, alimentación., desarrollo personal…
Si te gusta nuestro estilo y no quieres perderte nada suscríbete aquí>

gansosmag
Author: gansosmag

SUSCRÍBETE

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.