El año ya ha echado a andar y cada cual camina con sus buenos propósitos aún frescos y cogiéndole el ritmo a este 2015 del que, puestos a pedir, esperamos todo y más. Por lo pronto, ha nevado. Por lo menos en mi pueblo. Se trata de un raro acontecimiento que no por anunciado, deja de sorprendernos. De pronto, como por arte de magia, el mundo se transforma y un manto de pureza lo cubre y lo iguala todo. La ilusión se nos sale por los ojos y no es sólo cosa de niños, sino que a tod@s nos llena la emoción de ver que los milagros no están fuera de este mundo.

Cuanta luz, cuanta sorpresa al comprobar que todo puede transformarse y verse cambiado en apenas unas horas. Así sucede también con nosotr@s, podemos pasar del negro al blanco, de la miseria a la ilusión, de la pobreza a la abundancia, del dolor a la salud..si nos lo proponemos, si nos lo creemos y le damos la oportunidad a la magia. La nieve es como un regalo, sobre todo aquí que dura poco y se nos presenta como una obra de arte efímero que hemos de disfrutar sin demora, saliendo de nuestras rutinas para admirarnos de su belleza. La sabiduría popular dice que «año de nieves, año de bienes» y así lo sentimos; este año ha comenzado con buenas noticias que suponen que estaremos más cerca de vosotras en nuevos puntos de venta. Esperamos que os sorprenda también con los más variados bienes.

Foto: Marcela Castro

Texto: Ana Aguilera

gansosmag
Author: gansosmag

SUSCRÍBETE

2 Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.