Hacemos deporte para estar sanas y en forma, para sentirnos mejor con nosotras. Sudamos para que los efectos del deporte tengan mayor impacto sobre nuestro organismo.

Para practicarlo solemos ponernos leggins, maillot, forros polares, tops o camisetas deportivas elásticas. Estas prendas están en contacto continuo con nuestra piel que lo absorbe todo. Y la principal fibra de la composición de todas estas prendas es: El poliéster.

Esta semana La Vanguardia ha publicado un artículo en el que se habla de las consecuencias perjudiciales para la salud provocadas por el contacto prolongado del poliéster con nuestra piel. La noticia hacía referencia a la reciente publicación de un estudio de la Universidad Rovira i Virgili.

Los científicos implicados en el estudio han analizado 150 prendas deportivas hechas de poliéster y han encontrado:

Antimonio: Que se considera cancerígeno y puede afectar a la piel y crear problemas gastrointestinales.

Cromo: Metal que produce alegrias cutáneas y afecta al sistema inmune. Es altamente tóxico para las personas que trabajan con él y están expuestas a respirarlo. El cromo IV se considera cancerígeno (se usa en el proceso de teñido de las prendas de color negro y en el proceso tradicional de curtición de piel)

Cobre:  Metal dúctil que tiene efectos perjudiciales para la salud aunque no se ha determinado que sea cancerígeno (se encuentra en prendas de color verde, azul o marrón)

Plata: Las nanopartículas de plata pueden alterar la microflora de la piel y acabar provocando que otros organismos parasitarios la colonicen, ocasionando alergias e infecciones (se usa en tejidos antifúngicos y en los calcetines antiolor)

Además de estos tóxicos la Universidad de Granada con Nicolás Olea al frente han descubierto que los flatos del plástico también entran en nuestro organismo. Lo explica el mismo en este video:

En mi opinión, los niveles de tóxicos a los que estamos expuestos a través de la ropa no nos van a matar a corto plazo, pero sí nos debilitan poco a poco. Quizá la epidemia de parálisis, apatía, conformismo y depresión que padece nuestra sociedad tenga algo que ver con que nuestro organismo está usando su potencia para aislar y desechar esos tóxicos.

La intención de este artículo no tiene nada que ver con que te sientas culpable o asustada, se trata de informarte y hacerte consciente para comprar con más responsabilidad y elegir quizá prendas hechas de fibras naturales como el algodón orgánico, el cáñamo o la lana. No es necesario poner el grito en el cielo y tirar todo lo que tienes en tu armario. Comprar menos y de mejor calidad sería la premisa porque las fibras naturales también necesitan mucha energía para llegar a tu armario (En esta guía puedes encontrar tiendas y marcas que fabrican con respeto a la salud y el medio ambiente)

Las consecuencias del uso de poliéster no acaban aquí. La fibra de poliéster está hecha al 100% a base de petróleo, o lo que es lo mismo,  fibra de plástico. Sobre el petróleo no tengo nada que decir que no sepamos, es una materia prima por la que se libran guerras y por esta sola razón sería lógico usarlo con responsabilidad.

El enorme problema que estamos enfrentando con los plásticos es que permanecen en este planeta mucho más tiempo que nosotros y terminan en el océano. (En Gansos 8 profundizamos sobre la reducción de plásticos en el hogar) Concretamente los plásticos de la ropa llegan allí principalmente a través de las lavadoras. Cada vez que lavamos una prenda elástica de poliéster se desprenden micropartículas que llegan al océano y son ingeridas por los peces. Cada día aparecen en nuestras costas peces, mariscos y moluscos con los estómagos llenos de plástico.

Hace un tiempo se pensaba que estos plásticos provenían de productos de limpieza e higiene con microperlas pero hoy sabemos que el 82% se origina en nuestros armarios.

Escribiendo el artículo me he acordado de una historia que si me permites voy a contarte:

Desde hace ya algunos años mi amiga sale todas las tardes a andar con otra amiga por los alrededores de su pueblo (lo que se conoce como la ruta del colesterol). Me contó como desde hace un tiempo empezaron a recibir comentarios sobre su vestimenta. Un día en el parque un amigo le comentó que parecen viejas cuando salen a andar y en otras ocasiones recibieron comentarios parecidos cuando van en bici o andando. ¡Que no estamos en la edad media! ¿Es que no tienes ropa para ir en bicicleta?

Y es que mi amiga no usa ropa deportiva para su paseo vespertino, ni se enfunda el maillot para ir a buscar a su hijo al colegio en bici. Cuando me lo contaba decía con su gracia y su modo de ver la vida particular: “Cuánto daño a hecho Decathlon, que nos quiere uniformados y a la moda hasta para salir a andar por los caminos o tenemos que equiparnos como para hacer el tour de Francia sólo para dar una vuelta en bici”.

Cuento esto para poner de manifiesto cómo el marketing cala en la sociedad y nos arrastra a consumir y cambiar nuestros hábitos sin cuestionar nada. El resto del trabajo lo hacemos los que formamos la sociedad haciendo presión a los que se resisten a incorporar ese nuevo hábito. Tal y como yo lo entiendo es una cuestión de prioridades personales y perspectiva:

De qué te sentirías más orgullosa ¿de un atuendo del color brillante que se lleva esta temporada o de una buena salud y un mundo habitable para ti, tus nietos y tus bisnietos?

Si quieres aprender más sobre vestir con ropa que no dañe tu salud, la del planeta, ni la de las personas que la fabrican y no sabes por dónde empezar, en nuestro CURSO GRATUITO te enseñamos todo lo que sabemos para que lo consigas sin perder tu estilo, ni mucho tiempo con el ensayo error. Apúntate y obtén acceso inmediato >>

ilustracion_flores-1

Apúntate y obtén acceso inmediato >>

Photo by Edit Sztazics on Unsplash

2 Comentarios

  1. Hola,
    Pues te cuento, yo siempre tengo una fuerte disyuntiva moral en mi cabeza y es que en casa seguimos un estilo de vida lo más respetuoso posible con nuestro entorno, incluyendo animales.
    Así me sucede que muchas veces pienso: es mejor un jersey de lana que sintético, pero luego me imagino la oveja y se me quitan las ganas de ponerme su pelo encima. La piel no se me pasa por la cabeza, pero si la seda con el hilo dental.
    Hay una parte en mí que se está volviendo muy green y lo cierto es que me da rabia tener que tirar de plásticos, petroleos, sintéticos y otros. Espero que con los años se tome más consciencia y se inventen nuevos materiales sin necesidad de plásticos, como el piñatext o el serratext que son tejidos vegetales de imitación a la piel. Entiendo que a priori es más barato esquilar una oveja, quitarle las plumas a un pato, o la piel a una vaca que total iban a matar de todas formas, pero… y esto ya es un pensamiento personal mío, ¿Te vestirias con la piel de un ser querido que ha fallecido?
    Estás son las reflexiones que yo me hago y me ha gustado compartirlas, espero con ello no ofender a nadie.
    Gracias, un saludo y os mando mis mejores deseos para el próximo año nuevo.

    • Hola Montse, muchísimas gracias por compartir tu reflexión. No eres las única que se plantea todo esto. Es que en cuanto a moda sostenible no hay una única verdad y cada uno valora lo que es importante. El poliéster reciclado es una buena opción, el algodón orgánico también y por supuesto las fibras que mencionas como el piñatex, el serratex o el tencell. Por cierto en el editorial de moda de Gansos 8 aparece una chaqueta de piñatex, chulísima y el precio es como el de cuero. O sea, que está a nuestro alcance.
      En resumen creo que comprar menos y de mejor calidad, cuidar las prendas y darles uso es la más sensata de las opciones. Gracias por compartir!

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hoy te presento a ARITY, una marca de accesorios de moda sostenible creada por la diseñadora de moda Adriana Sánchez Arriaga.

Arity crea piezas de joyería y bolsos a partir de materiales reciclados y que, en todas sus áreas, tiende a “cero residuos”. Abajo te presento los pilares fundamentales que sustentan toda su filosofía y su forma de crear:

ECO DISEÑO: Toda su producción está diseñada para no generar residuos, tanto en su concepción como después de su vida útil ya que todas sus piezas son de fácil desmontaje para facilitar el reciclaje de los distintos materiales.

UPCYCLING: Utilizan los vestigios de otras empresas para transformarlos en objetos con más valor y reducir la huella ecológica, la de las fábricas a las que les compran sus residuos de metacrilato y la de sus clientes.

PRODUCCIÓN ARTESANAL: Todas sus piezas están hechas en España de manera artesanal.

Arity es una marca ampliamente galardonada con premios nacionales e internacionales como el “The Independent Handbag Designer Awards” de New York, el “Concurso Internacional de Moda y Diseño Creáre” de México o “la mejor idea emprendedora de YO DONA y el Ayuntamiento de Madrid”.

Si quieres saber más sobre Arity y sobre todo ver sus preciosas creaciones te invito a visitar su página:

www.arity.es

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La respuesta a esta pregunta es común en un 91% de las mujeres: No me gusta mi cuerpo, no me veo bien. Y es que somos expertas en compararnos y encontrarnos defectos.

Se acerca la navidad y con ella los momentos de encuentro con familia, amigos y conocidos que hace tiempo no hemos visto. Esto despierta inevitablemente nuestras inseguridades. Ahora empezamos a preocuparnos y cada vez que te vienen a la cabeza los próximos reencuentros se activa el discurso negativo: ¿Por qué no habré hecho dieta? ¿Por qué no habré hecho más ejercicio? ¿Por qué me he descuidado tanto? Estoy más vieja que mis amigas o que mis hermanas, es que no me cuido, ¿qué es lo que no está bien en mí?

Así entramos en un círculo bastante autodestructivo que nos hace sentir llenas de culpa y nos pone en peor situación que al principio. Si llevas tiempo en esta situación y no has conseguido cambiar nada es hora de hacer algo diferente y crear el estado mental que te llevará a empezar y sostener los cambios que sabes que necesitas hacer.

Hay dos formas de abordar las inseguridades y los complejos:

  • Aceptar lo que no puedes cambiar.
  • Mejorar lo que se puede mejorar.

Para transitar las dos formas de afrontar este problema primero es necesario cultivar la mentalidad adecuada. Porque ningún cambio es duradero si lo haces desde un lugar de crítica y falta de amor. Te propongo algunos ejercicios fáciles para empezar:

  • Pon atención a tu discurso interior. Y cada vez que te pilles criticándote busca un mantra para repetir. Puede ser “me amo tal y como soy”, “soy preciosa”, “soy adecuada” , “mi cuerpo es perfecto” o lo que prefieras.
  • Otra forma de abordarlo es haciéndote fotos. Ponte la ropa con la que te encuentres más guapa y juega a hacer poses delante del espejo, sola con tu móvil puedes sacar fotos preciosas. Después verás las fotos y seguro que encuentras muchas que te gustan. Imprime la que más te guste y ponla en un marco bonito, verte así de guapa cada día irá cambiando tu autoimagen.
  • El trabajo con la aceptación es más profundo, necesitas comprender por qué tu cuerpo es como es, de donde vienen ciertas formas, posturas o por qué envejeces de cierta forma y no de otra. Cambiar la preguntas que empiezan con ¿por qué? por las que empiezan con ¿para qué? Eso te ayudará a  encontrar un sentido profundo y llegar a sentir agradecimiento por lo que te ha dado.
  • En el proceso de aceptación también se hace necesario ahondar en los estereotipos que hemos mamado desde la cuna, desmontarlos y dejar de darle tanto poder a esa idea de como es ser guapa para mirarnos con los ojos más limpios y encontrar belleza en lugares poco comunes.

Para ahondar aún más en todo eso puedo enviarte la grabación de un webinar gratuito donde profundizo más en estos temas. Sólo tienes que dejarme AQUÍ tu email para saber a dónde enviarlo.

 

QUIERO RECIBIR LA GRABACIÓN DEL WEBINAR GRATUITO>>

Y si quieres comprometerte al máximo en la creación de una relación positiva con tu cuerpo echa un vistazo al curso I LOVE MY BODY. Una invitación para usar el adviento para que no te afecten los comentarios de tu tía, de tu madre estas navidades.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Texto: María Sabroso
Sexóloga y Psicoterapeuta En “Espacio Karezza”
Foto: María Zafra

Las consultas de los profesionales están llenas de mujeres y hombres insatisfechos con sus relaciones sexuales. Unos se quejan de poca frecuencia, otras de lo incómodo que les resulta tener que enfrentar sus encuentros íntimos casi como una obligación. Aquellos que no tienen pareja anhelan el contacto de la piel, el deseo satisfecho y la calidez del amor diario. Los que la tienen y es de larga duración fantasean con la novedad de los comienzos, con los escarceos ocultos de un amante o con una actividad sexual mucho más pasional y dinámica.

La cuestión es que nadie parece estar suficientemente satisfecho o satisfecha y las consultas de los profesionales del ramo se encuentran llenas de personas que viven su sexualidad con dificultad o con sentimientos de estar “perdiéndose algo”.

En mi trabajo, abogamos por dar una vuelta de tuerca a toda esta cuestión que forma parte de las conversaciones de los bares, entre amigos e incluso nutre bromas entre colegas.

Todos y todas hablamos de sexo. ¿Tenemos poca actividad sexual? ¿Nos satisface realmente la que tenemos? ¿Nos permitimos vivir lo que de verdad nos gustaría y añoramos? ¿Hasta qué punto ofrecemos el tiempo y la presencia que requiere una actividad que nos nutre la vida hasta el fin de nuestros días?

Deseamos vivir en la pasión y el deseo, experimentar y disfrutar una sexualidad placentera, pero acudimos al sexo cansados y saturados de actividades del día, con una mochila de preocupaciones en la mente y con mil obstáculos para estar presentes. Y el estar en presencia y la dedicación plena a la actividad que vivimos con la piel. Pretendemos tener buen sexo después de un largo día de trabajo, de obligaciones y con mucho cansancio encima.

Desde nuestra forma de trabajar creemos imprescindible ritualizar el encuentro sexual, que muchas veces es también amoroso y siempre, siempre, es un evento energético en el que ocurren muchas cosas. Ritualizar significa preparar, dar su sitio. Organizar el espacio, el olor, el tiempo del que disponemos. Respirar y dedicar su tiempo al encuentro no significa renunciar a lo espontáneo, significa dar lugar a que pase, desde la calma y la dicha del disfrute por llegar, el placer de mi cuerpo con el tuyo.

Preparamos las vacaciones con intensidad, preparamos una cena para los amigos ¿y si preparamos que nos vamos a gozar un rato y eso merece la pena? Menos queja y más ocuparse de lo importante, sería la premisa.

Buen placer, muchas caricias!

Si te gusta nuestro estilo y no quieres perder el contacto, déjanos tu email AQUÍ y recibirás gratis un ejemplar de Gansos Salvajes Magazine en versión digital.

Y si quieres conocernos a fondo, encuentra artículos como este en nuestro NUEVO magazine>

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SmokeAliens es una marca de moda sostenible y arte accesible basada en el proyecto del artista Jose Luis Tejedor. Su propósito es acercar el arte y hacerlo accesible a todos los públicos, convertido en productos sostenibles que representen fielmente la obra original del autor.

En smokealiens.com puedes encontrar los siguientes productos:

  • Camisetas y sudaderas ecológicas de máxima calidad para chico y chica. 100% ecológicas, bajo la garantía del comercio justo y libres de explotación infantil. Están avaladas por los siguientes sellos: 
  • Láminas que reproducen la esencia y la obra original del autor.
  • Cuaderno de anillas ilustrado con Clody

Cada producto smokeAliens es único. El trabajo original del fotógrafo busca la fusión con el consumidor, con lo que éste ve y siente. Los smokeAliens son humo transformado en arte, una invitación a imaginar, interpretar y disfrutar de la experiencia. Nadie verá un smokeAlien como tú lo ves.

SmokeAliens nace de fotografiar sencillos trazos de humo que emanan del incienso y se complican al mezclarlos. Deja aflorar sentimientos y visiones que llegan de lo más profundo de la mente y del corazón para traernos un universo de seres únicos, misteriosos y divertidos al mismo tiempo. Nos propone bucear en nuestro propio espacio interior para percibir cada producto de forma individual, proyectando nuestro yo en él.

Una de las idea principales que impulsan la marca es poner en valor la autenticidad de los consumidores como seres únicos, sin etiquetas preestablecidas ni filtros impuestos que los definan. Los smokeAliens no tienen género ni edad, lo que no condiciona su personalidad. Son para cualquier persona.

Cada smokeAlien tiene su personalidad, su trasfondo vital. La experiencia de ver humo es individual, única e irrepetible. Sólo hay que bucear en nuestro espacio interior para entender a estos extraños seres nacidos del humo fotografiado por el artista.

¿Y a ti que te sugieren los smokeAliens? Hecha un vistazo a su página y comenta si te gustan. smokealiens.com

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies