Llega el verano y nos apetece más dedicar tiempo a embellecernos y mimar nuestro cuerpo. Creo firmemente en el efecto directo que tienen estas acciones sobre como nos sentimos y sobre nuestra autoestima. Y es que sentirse bella es un disfrute enorme! Por supuesto todo esto siempre dentro de un equilibrio porque pasar a la superficialidad exagerada o al escaso de hedonismo puede no es divertido sino más bien puede llegar a ser una esclavitud. Hoy hablaré sobre el esmalte de uñas y sus efectos sobre el cuerpo.

Todas en algún momento hemos oído hablar sobre las sustancias químicas peligrosas que contiene el esmalte de uñas, pero cuesta ver el riesgo directo porque quizá piensas que tu contacto con el pintarás es limitado y puntual. Sin embargo, es menos inocuo de lo que creemos. Hoy voy a contarte lo que he averiguado sobre el tema.

Un estudio hecho por la Universidad de Duke y de la organización de defensa de la salud pública (Environmental Working Group) asevera que absorbemos al menos un producto químico que potencialmente afecta a las hormonas cada vez que nos aplicamos esmalte de uñas.

Se analizó la orina de 26 mujeres (no es una gran muestra) a las que previamente pidieron que se pintaran las uñas. Los resultados mostraron que el 100% de ellas estaban expulsando de su organismo fosfato de trifenilo solo 10 horas después de aplicarse el esmalte de uñas.

Sobre un 20% de las lacas de uñas que hay en el mercado contienen una sustancia química peligrosa que no se especifica en sus etiquetas como parte de sus componentes. No sé si sabrás que, la regulación permite a todos los cosméticos de gama media y alta no revelar su formula completa en los ingredientes por tema de protección de derecho intelectual.

Volviendo al fosfato de trifenilo (o TPHP), es que se sabe que tiene la capacidad de perturbar el sistema endocrino, (el que controla todas nuestras hormonas). Esto tiene consecuencias en la regulación de hormonas, en el metabolismo, la reproducción y el desarrollo. Como te estarás imaginando es mucho más perjudicial para las mujeres jóvenes que usan esmalte de uñas con regularidad, ya que están creciendo y en pleno desarrollo hormonal.

Los esmaltes de uñas contienen otros tóxicos que afectan a la salud y que se catalogan como cancerígenos o disrrupotores endocrinos. Estos tóxicos son el formaldehído, tolueno, ftalato de dibutilo, trifenilfosfato.

Afortunadamente ya hay en el mercado alternativas limpias de tóxicos. En mi experiencia, los que he probado se caen antes pero aún así vale la pena. Busca en tiendas de cosmética ecológica.

Me ha parecido importante hablar de todo esto porque este verano puedes evitar el esmalte de uñas tradicional. Esta información puede ser especialmente útil si estás embarazada, si tienes hijas pequeñas o jóvenes.

Mi visión con respecto a los tóxicos es la siguiente: Todos los recursos y energía que use tu cuerpo para eliminar tóxicos no los usa para proporcionarte una buena salud, una buen vida, un equilibrio. Desde mi punto de vista esto afecta desde nuestro estado de ánimo hasta la toma de decisiones. Así que ya que hay alternativas más limpias recuerda este verano que tu manicura vaya en favor a tu salud.

Si te gusta el estilo de este blog y no quieres perder el contacto, déja tu email AQUÍ y recibirás gratis un ejemplar de Gansos Salvajes Magazine en versión digital.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

13 productos de belleza inútiles y perjudiciales con sus alternativas

¿De verdad necesitas usar champú?

Si te gusta el estilo de este blog y no quieres perder el contacto, déja tu email AQUÍ y recibirás gratis un ejemplar de Gansos Salvajes Magazine en versión digital.

SUSCRÍBETE

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *