Atreverse a vivir a corazón abierto significa que te duela el mundo, significa que los ojos de una madre de Bangladesh vistos en un documental te motiven a hablar y hablar sobre moda sostenible.

Ver la vida de esta manera significa no ser capaz de criar a tu hijo como te criaron a ti y buscar siempre la alternativa respetuosa o no conformarse con un trabajo de ocho a seis donde otro gobierna tu vida. Ver la nieve del artíco teñida de rosa chicle o ver tantas enfermedades evitables por la mala información sobre alimentación duele; la violencia y el sometimiento de las mujeres del planeta se convierten en tu motor y la razón por la que tienes la certeza de que se necesitan legiones de personas con el corazón abierto.

Vivir a corazón abierto duele y a veces es una mierda; trae estrés, desconcierto, demasiado esfuerzo, continuo cuestionamiento, inestabilidad y sensación de falta de referencias.
Viene con muchas equivocaciones y muchos fracasos pero con la certeza de que son las tuyas, de que tu vida es tuya.

El dolor y la tristeza cierran el corazón y vamos perdiendo la capacidad de empatizar. Esa empatía es necesaria para mejorar este mundo pero sobre todo para tratarnos con respeto a nosotras mismas cada vez que la cagamos, cada vez que no damos la talla, cada vez que podríamos ser mejores. Esta es la empatía que necesitamos para seguir adelante. Porque sólo puedes empezar a mejorar el mundo por ti misma.

Todo esto no es una ciencia exacta, cada una está en su momento, pero quiero compartir todo lo que he aprendido sobre la apertura al amor propio. Para eso he creado el RETO GRATUITO “Enamórate de ti” (al que puedes apuntarte haciendo click aquí) y el curso I LOVE MY BODY.

Te lo cuento con más detalle en el video que grabé en directo en Facebook el pasado miércoles:

¿Cuánto mejoraría tu vida si te tratases como a la persona de la que estás enamorada?
En los cursos de autoconocimiento para mujeres que he impartido he visto la gran dificultad para sentir compasión por nosotras mismas que tenemos. No somos capaces de mostrar a nadie tanta intolerancia con sus limitaciones e “imperfecciones” como a nosotras mismas.

Por eso, el paso previo al curso I LOVE MY BODY (que arranca el 4 de junio) es el RETO GRATUITO ENÁMORATE DE TI. ❤
Va a ser una introducción fantástica para llegar al curso con el corazón más abierto y con más capacidad de mirarnos a nosotras y a nuestro cuerpo con empatía y con amor. El curso I LOVE MY BODY tiene como objetivo crear una práctica con instrucciones claras para ayudarte a crear una relación positiva contigo misma y, como consecuencia, con tu cuerpo. Es un curso de autoconocimiento, autoestima y de autoempatía donde encontraremos las causas de la forma de tu cuerpo (desde el punto de vista del eneagrama y la bioenergética) para que le encuentres sentido y puedas amarlo.

Mañana comienza el Reto! Sí tu quieres nos vemos a corazón abierto. Es gratis, ¡Apúntate aquí!

Apúntate al reto y enamórate de ti >>>

SUSCRÍBETE

2 Comentarios

  1. Querida Laura,
    Muchas gracias por ser tan valiente, por compartir tantas cosas y por abrir tu corazón contando tu historia personal.
    El pasado sabado asisti a un encuentro de mujeres en el que se hacia una terapia en constelaciones famililares (no se si te suena, pero es algo super interesante), y habia un montón de mujeres que arrastraban cargas familiares, como tú cuentas, que no les han dejado avanzar en el camino de su vida.
    Cuantos paralelismos hay en la vida de la mayoria de nosotras!!
    Solo decirte que me encanta Gansos Salvajes, sigue asi!!
    un saludo,
    Aurora Grau

  2. Hola Laura, conocer tu historia me ha emocionado profundamente, y despues de leerla he conectado con que quizas el reto si era para mi tambien. Felicidades por tu bloc, me encanta leerte. Me aportas mucho.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *