En los últimos años se han disparado las protestas por la falta de mujeres reales en la moda y los medios. Todavía es algo minoritario pero, poco a poco, las reivindicaciones de la sociedad van calando en las pasarelas y catálogos de moda. Y es que muchas mujeres estamos de acuerdo en que se hace necesario que las imágenes que produce la industria de la moda y del cine se asemejen más a la realidad y sean un reflejo de que la variedad de cuerpos es lo que prima en la vida real. La moda, la televisión y el cine son unos de los principales transmisores de la cultura y los valores sociales. En lo que se refiere al cuerpo de las mujeres, nos dicen qué es correcto y qué no lo es. Todos sabemos que las industrias de la belleza, la cosmética y la cirugía estética tienen muchos intereses en que las mujeres nos sintamos insatisfechas e infelices con nuestro cuerpo. Por eso, los cambios se producen con bastante lentitud. Pero, aún así, avanzamos.

Hoy quiero presentarte a varias modelos que se salen un poco del canon. Y remarco lo de un poco.

YASMINA ROSI. 61 años. Es modelo y fotógrafa

Ha posado y mostrado colecciones desde que tenía 20 años, pero a los 45 su carrera despegó. En gansos Salvajes reivindicamos el derecho de las mujeres a envejecer y la necesidad de que arrugas y canas tengan espacio en los medios. Belleza y edad pueden ir de la mano. El estereotipo que esta mujer representa no está exento de peligros, puesto que presenta una exigencia excesiva para las mujeres que han envejecido de manera diferente. Tiene 61 años pero su cuerpo rebosa juventud, no es una representación del grueso de las mujeres de su edad. Aún así, es fantástico que las arrugas lleguen a los lugares donde nunca habían estado y se muestren como dignas y bonitas.

MARIAM ÁVILA. Joven modelo con síndrome de Down.

Tiene 20 años y desde niña a querido ser modelo. Tiene síndrome de down con rasgos suaves y ha desfilado en numerosas pasarelas y ha participado en el spot publicitario de una marca de centros comerciales española. Su intención es abrirse paso en el mundo de la moda y el modelaje. Gracias a que trabaja con ahínco para vivir de su sueño y a la apertura de mente de las marcas está chica tendrá un buen futuro. Me parece un avance para que la sociedad acepte la diferencia como algo positivo y normal.

ESTEFANIA FERRAIRO. Modelo de tallas grandes

Además de modelo es activista. desde hace años reivindica, a través de su cuenta de instagram, que ella no es una modelo curva; usa el hashtag #droptheplus para decir que una talla 44 no debería ser una talla grande. Reivindica que es una mujer normal y su talla está dentro de la media. En los últimos años hemos vivido la explosión del curvy, una reivindicación de que el atractivo está en todos los pesos y tallas. Este boom se ha debido, en parte, a que algunas marcas han decidido ampliar sus tallas más allá de la 42. Aquí encuentro varios peligros:

  • Por una parte, veo fotos de modelos curvys (por cierto, una palabra horrorosa) que están super retocadas. Parece que los fotógrafos se esfuerzan más aún en hacerlas encajar en los cánones. Sin celulitis, sin estrías, ¡hasta sin poros!…Me da la sensación de que tratan de  compensar porque no tienen el peso correcto.
  • Por otra parte, encuentro que el boom de las tallas grandes se está planteando muy mal por algunas marcas. En lugar de aumentar las tallas en sus tiendas han creado marcas distintas. Es un paso pero es discriminatorio. Si en las tiendas hubiera hasta la talla 50 de la mayoría de modelos, no estarían discriminando a nadie. ¡Qué manía con que las mujeres tengan que adaptarse a la ropa en vez de la ropa a las mujeres! Así que aplaudo a Estefania porque realmente la 44 no es una talla XL.

TRESS HOLLIDAY. Modelo Curvy

Es una modelo XXL que luce su cuerpo con naturalidad y orgullo en su cuenta de instagram y en las campañas que la requieren. Ella, y otras mujeres valientes que deciden mostrar sus cuerpos, acumulan detractores que dicen que hacen apología del sobrepeso. Esto es una muestra clara de que vivimos en una sociedad gordofóbica. Todo cuerpo y toda persona es digna; puede que su salud no sea óptima, estoy de acuerdo, pero existe tanta variedad de situaciones, momentos vitales e historias detrás de las personas que no deberíamos juzgar a la ligera a una persona por sus kilos. Conozco mujeres con sobrepeso que están fuertes y se cuidan un montón.

Realmente no es un tema fácil; las marcas de ropa tienen que vender y la belleza es necesaria para vender. Nosotras, para las editoriales de moda sostenible de nuestro magazine, seleccionamos mujeres reales que transmitan, que tengan estilo para llevar la ropa… Fuimos la primera revista en hacerlo y aplaudo la aptitud aperturista que están teniendo muchas marcas en cuanto a mostrar sus colecciones en cuerpos que reflejen al variedad de la calle.

Si te gusta nuestro estilo y no quieres perder el contacto, déjanos tu email AQUÍ y recibirás gratis un ejemplar de Gansos Salvajes Magazine en versión digital.

SUSCRÍBETE

4 Comentarios

  1. Genial como siempre Laura.
    Esto me encanta, a ver si lo van pillando de una vez: ¡Qué manía que las mujeres tengan que adaptarse a la ropa en vez de la ropa a las mujeres!
    Gracias por tu trabajo y un abrazo
    Kiki

  2. Parece que poco a poco van llegando los avances. Como tú, pienso que hay que tomárselo con cuidado. La cuestión es que hay que dejar claro que no hay cuerpos mejores que otros, en el sentido estético, no hablo de salud o fuerza… como bien dices, las historias detrás de cada uno son diferentes y deberíamos de no juzgar a nadie por el simple hecho de su aspecto físico.
    Los hay que para ensalzar a unos, menosprecian a otros. Sea como sea me parece mal. A veces se llama real a una mujer de talla normal o de poco pecho, y a infravalorar a gente que también por naturaleza es más delgada o tiene una talla más grande de sujetador.
    ¡Vivan las personas! Sean como sean. Si adaptaran su ropa a más gente sólo se me ocurre que pudiera ser beneficioso para marcas y diseñadores, será que no tengo mucha visión empresarial.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *