Hoy traigo un viernes de moda sostenible diferente y muy especial. Para empezar, te comento que voy a contar mi experiencia personal comprando y vendiendo ropa en PERCENTIL. Como son dos experiencias diferentes, voy a dividirlo en dos post. Hoy hablaré de mi experiencia de compra. Sobre la de venta hablaré en la próxima entrega (ya adelanto que han cambiado el sistema para poder pagar más por las prendas que vendemos) Pero cada cosa a su tiempo.

Empezando por el principio, por si no la conoces, PERCENTIL es una tienda online española de compra y venta de ropa casi nueva. PERCENTIL es una respuesta creativa a muchos de los problemas actuales generados por la ropa. A la vez, resuelve todas las dudas que generalmente se despiertan cuando comenzamos a plantearnos vestir sostenible. Te cuento por partes cómo funciona y cómo ha sido mi experiencia:

  1. La Sostenibilidad. “No hay nada más sostenible que lo que ya existe”, una gran verdad a tener presente antes de salir a comprar. El agua, el trabajo humano, la electricidad, la fertilidad de la tierra, el petróleo, el algodón, la fibras, los tintes y toda la energía que se ha empleado en el proceso de creación de esa prenda ya han dejado su huella, así que es de sentido común aprovecharla todo lo que se pueda: Sacarle el máximo partido a su vida útil. Por eso me decidí a comprar de segunda mano unos vestidos de verano que necesitaba.
  2. El dinero. Comprar ropa que está nueva pero que ya ha sido usada es un 85% más barato de lo que sería comprarla en la tienda. Pero, además, en percentil tienes la opción de vender lo que no te pones porque ya no te gusta o no te está bien. De esta forma, esa energía estancada en tu armario puede transformarse en unos ingresos extra. El dinero es siempre la principal excusa que nos ponemos a la hora de plantearnos vestir sostenible. Percentil se la carga de un plumazo.
  3. La oferta. En su tienda online puedes encontrar una muy amplia gama de productos de tallas variadas. Es una forma diferente de comprar, y es necesario cambiar el chip. Ya hemos cambiado el chip a comprar online y hemos cambiado la incertidumbre por la expectación, y la espera por ilusión. Con Percentil es necesario dar un paso más. A la hora de comprar no es como en una tienda convencional que detectas la pieza que te gusta y la encuentras en varias tallas o colores. Aquí, cada pieza es única y puede haber gente que la quiera al mismo tiempo que tú, lo que hace de tu proceso de selección una experiencia divertida en la que te encuentras con tesoros o sorpresas. El azar y la rapidez de decisión forman parte del proceso. Personalmente hice por la noche una selección de cosas que me gustaban pero no cerré la compra; al día siguiente, cuando volví a entrar, me sorprendí muy gratamente porque encontré dos vestidos que me gustaban mucho más que los que seleccioné el día anterior.
  4. La Calidad. Comprando en PERCENTIL he podido comprar prendas de marcas de mayor calidad y mejor diseño de lo que me permite mi presupuesto normalmente. Incluso uno de los vestidos que compré es de algodón orgánico de una marca española muy conocida y que fabrica con conciencia; costaba nuevo casi 100€ y he pagado 16€. Me ha llegado en perfecto estado como si fuera nuevo porque es una prenda de mucha calidad. Además, todas las prendan están seleccionadas bajo unos estándares estrictos que garantizan que están en optimas condiciones.
  5. La comodidad. No necesitas salir de casa. Recibí el pedido por mensajería dos días después de cerrar el pedido. También existe la opción de recogerlo en un punto de recogida (hay un montón!) El proceso de compra también es muy cómodo, la tienda tiene un buscador muy eficiente en el que puedes filtrar por tallas, por marcas, por tipo de prenda y por sexo. Las fotos son claras y muestran las prenda perfectamente. En mi caso, lo que he pedido no es diferente en la foto que en la realidad, no hay variación de colores y la forma se distinguía perfectamente.
  6. La Reducción de residuos. Lo que para uno es basura para otro puede ser un tesoro. La mayor parte de ocasiones en las que compramos ropa, lo que buscamos es novedad; nos aburrimos de lo que tenemos. Pero no tenemos por qué comprarlo todo nuevo y tener aparcado lo que no nos ponemos. Mover la ropa, dejar que otro use lo que tú ya no te pones y usar lo que a otro ya no le queda bien o no le apetece es de sentido común. Percentil propone ese el lugar de encuentro entre el que busca y el que desea desprenderse. Yo ya estoy haciendo mi recopilación de ropa para vender.
  7. El espacio. No todos tenemos la fortuna de vivir en una casa grande en la que quepa un buen vestidor o un trastero para almacenar la ropa de otras temporadas. Tenemos mucha ropa que no nos ponemos y no nos desprendemos de ella por motivos emocionales. El hecho de venderla y saber que tendrá una segunda vida puede ser motivación suficiente para liberar el espacio de nuestro armario y dejar espacio para lo nuevo (o seminuevo).

Desde el principio, en Gansos Salvajes, trabajamos para revalorizar la segunda mano. En nuestro país aún no tenemos demasiada cultura porque hemos asociado durante años la segunda mano y el aprovechamiento con la pobreza y muchas personas tienen prejuicios o vergüenza. Es sólo un cambio de valores y de creencias: en lugar de considerar la segunda mano como algo negativo, pensar que es la decisión de compra más consciente que podemos tomar. Personalmente, para mí es siempre la primera opción y, si por lo que sea, no encuentro lo que busco, entonces considero comprarlo nuevo.

Ah!, otra cosa, si no me hubiese gustado o quedado bien, dan la posibilidad de devolverlo, sólo hay que llevarlo a un punto de recogida. Aunque una opción mucho más sostenible es dárselo o revendérselo a una amiga y ahorrar el CO2 del camino de vuelta de la prenda. Como ves todo son ventajas, te invito a echar un vistazo en percentil.com

Mi experiencia con percentil ha sido super positiva y estoy contentísima con mis tres vestidos nuevos!

SUSCRÍBETE

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *