Te has parado a pensar en el precio que pagas por la indecisión, o por tomar decisiones aceleradamente o en momentos de mucho agobio?

Para mi las decisiones son los ladrillos con los que se construyen nuestras vidas. Son el primer impulso para cualquier cambio. Las decisiones tienen el poder de transformarnos y de hacer que nuestra vida tome una u otra forma. ¿Y de qué depende que tomemos decisiones correctas o incorrectas, decisiones que nos impulsen y nos enciendan o decisiones que nos apagen y amaguen?

He dado muchas vueltas a este tema y he ido experimentando para concluir que la base de una buena decisión es tener nuestras necesidades cubiertas. Es muy sencillo:

  • Dormir cada día entre 7 y 8 horas (hace poco se ha publicado un estudio que dice que ni más ni menos),
  • Hacer cada día un ejercicio suave sin esfuerzos excesivos.
  • Relajarnos diariamente, soltar nuestros músculos.
  • Alimentarnos equilibradamente y no estar demasiado en contacto con los tóxicos.

Son solo estos cuatro pilares la base de toda buena decisión, la base de toda buena vida. Parece sencillo, pero es muy profundo y además son pocas las personas que cubren estas necesidades tan básicas diariamente. Lo normal es entrar en un bucle de desequilibrio. Aplazar decisiones, dispersarnos, perdernos en lo urgente, caer en la costumbre (o en la adicción), olvidar lo importante y seguir igual un día tras otro. Esto es porque el cuerpo es la base y cuando no lo cuidamos la mente y las emociones se alteran. Esa agitación no nos deja conectar con nosotras mismas.

Hace tiempo que lo tengo claro, cuando tengo una época de dudas o me siento perdida, cuando necesito energía porque estoy pasando por un momento laboral o emocional que requiere mucha de mi atención me dedico a cuidar los básicos, aunque sea un ratito breve al día.

A mi me ayuda y en parte para eso hemos creado el programa ALQUIMISTAS, en el que además de formación para el bienestar ofrecemos seguimiento y apoyo a través de un grupo virtual. Ya puedes encontrar la MASTERCLASE que impartió Emilce Azzarello en la tienda. Las puertas para ser ALQUIMISTA están abiertas solo hasta el 11 de Marzo y si eres de las primeras 50 vas a disfrutar de regalos y extras.

Antes de despedirte recordarte que sola o acompañada recuerdes esta sencilla idea, cuidar las necesidades básicas de tu cuerpo es la base para tomar buenas decisiones.

Conoce ALQUIMISTAS aquí >>>

Conoce ALQUIMISTAS aquí >>>

SUSCRÍBETE

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *