¿Estás ya con el cambio de armario? Ya está cambiando el tiempo y la verdad es que se hace necesario tener a mano esos jersys abrigaditos y los pijamas más calientes. Es una oportunidad para hacer este cambio de la manera más consciente y llevar a tu armario cada día un paso más cerca de la sostenibilidad.

Así que me ha apetecido compartir algunas ideas y recursos para hacer el cambio de estación fácil, divertido y sostenible. Ten en cuenta que siempre, siempre en el cambio de temporada vas a sentir la sensación de que no tienes suficiente ropa, porque estamos acostumbradas a las novedades y nos gusta lo nuevo. Quiero recordar que no se trata de tirar lo que tienes e ir a comprar todo de algodón orgánico, quizá eso sea lo menos sostenible que puede hacerse.

Aquí tienes el paso a paso de cómo yo lo hago:

DÍA 1

  1. Para mantener el orden y para hacer espacio a lo nuevo, lo primero es sacar todo lo que no nos sirve. Me gusta como lo platea Mari Kondo en su libro, La magia del orden. En resumen, la propuesta es sacar toda la ropa que tenemos. Coger cada prenda de nuevo, sentirla (ya sé que es friki) y preguntamos ¿Tener esta prenda en mi vida me hace feliz? ¿Como me siento con ella? ¿Me acerca a cómo quiero sentirme y a cómo quiero que me perciban? Los criterios a seguir para sacar la ropa del armario son: Roto, manchado, no queda bien o no me lo he puesto en las últimas dos temporadas.
  2. A veces he recomendado redactar un texto o hacer un colage con la imagen que dejamos tener. Pero he experimentado que hacerlo te lleva a las compras y te colocan en el mundo del “me falta”. Una forma interesante es coger aquellas prendas con las que te gusta verte y te hacen sentir bien y así ya tienes la base de la pirámide de lo que es tu estilo. Y a partir de ahí construyes la imagen que deseas.
  3. Guardar sólo lo que encaja en tu estilo y te hace feliz.
  4. Con las prendas que no pueden volver al armario haz una clasificación. El conocido sistema de 3 montones: Arreglar. Mejorar DIY. Donar – Reciclar.
  5. ARREGLAR: Pon fecha límite y marca en el calendario cómo vas a efectuar el arreglo de la prenda. Si lo vas a llevar a que te lo hagan compromete poniendo fecha, hora y lugar.
  6. MEJORAR – DIY: Si quieres hacerlo de forma didáctica y divertida convoca una tarde de ocio creativo (Aquí explico lo que es). Si estás decidida a hacerlo, pon una fecha y manda whatsaps a tus amigas ya. (Qué una al menos sepa coser). Aquí tienes algunas ideas para transformar prendas.
    sewing1
  7. Con la ropa que está en buen estado te propongo que organices una swap party o fiesta de intercambio. Es la manera más eco de deshacerte de lo que no quieres y obtener prendas nuevas sin gastar ni un euro! Pero no lo dejes! Pon fecha y envía el whatsapp ahora. Aquí tienes hasta las imágenes y el texo preparado.
  8. DONAR – RECICLAR. Si no encuentras una forma de alargar la vida de aquella prenda en tu entorno cercano llévala a Caritas, a alguna asociación u ONG que tengas servicio de recogida de ropa o al contenedor de la ropa usada. Para mí el contenedor siempre es la última opción. Imprimir

Son muchas cosas y quizá para ti supone una forma diferente de hacerlo. Todos tenemos poco tiempo, pero la verdad es que es solo un cambio de hábitos y puede ser muy divertido. Antes de seguir vamos a coger aire, parar y tomarlo con humor!!! La Forte, colaboradora de Gansos Salvajes Magazine nos ayuda en nuestra misión.

DIA 2

  1. Después de la fiesta de intercambio vuelves a tener ropa nueva. Antes de guardarla, dedica un rato ha hacer nuevas combinaciones. Juega y diviértete probando a usar tu ropa de formas distintas. Atrévete a cosas nuevas.
  2. Marca objetivos. 3 looks que nunca fallan. Esto es un truco que a mí me ha ayudado un montón para ganar seguridad en mi imagen.
  3. A estas alturas ya sabes lo que tienes, ya sabes con qué tipo de imagen te sientes bien. Ahora es el momento de hacer una lista de necesidades y otra de deseos.

 

DÍA 3

  1. Coge inspiración: Tomate un tiempo para mirar las nuevas colecciones de las marcas sostenibles. Aquí puedes encontrar looks sostenibles y marcas de moda sostenible. Yo recomiendo un día de solo mirar, guardar ideas en marcadores y hacer comparativas de precios y características. Recomiendo que mantengas lejos la tarjeta de crédito para evitar la compra compulsiva.
  2. Establece tu presupuesto e invierte primero en necesidades, procura comprar prendas de la mejor calidad que puedas permitirte, que cumplan el máximo de criterios de sosteniblidas y si puede ser básicas y atemporales.
  3. Después de la lista de necesidades ve a la lista de deseos y elige solo un par de cosas de tendencia o más llamativas que aporten a tus look el toque que deseas. Ten presente siempre que se necesita mucha energía humana y recursos del planeta para crear una prenda nueva. Así que duerme, como mínimo, una noche con el deseo antes de hacer una compra. Me encanta hacerlo porque nos quitamos de en medio el impulso irracional y ayuda a separar la paja del grano.
  4. Una opción, si no te gustan las compran online puede ser agrupar tus compras para cuando visites Biocultura o para cuando vayas a una gran ciudad donde están las tiendas de moda sostenible. Si te gustaría vestir con ropa que no dañe tu salud, la del planeta, ni la de las personas que la fabrican y no sabes por dónde empezar, en nuestro CURSO GRATUITO te enseñamos todo lo que sabemos. Apúntate y obtén acceso inmediato >>ilustracion_flores-1Apúntate y obtén acceso inmediato >>Foto: María Zafra
    Texto: Laura Martínez Hortal

SUSCRÍBETE

Un Comentario

  1. Pingback: Cambio de armario… – al escondite inglés

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *